Blog

Cómo decorar tu casa estilosa y a prueba de niños

12/ 01/ 2018
Lecturas 390

Mantener la casa estilosa y a prueba de niños parece una utopía para la mayoría de los padres, pero créanme que es posible. Hoy les quiero contar algunos tips concretos para diseñar su casa si tienen hijos pequeños, para que sea más simple mantenerla.

En verdad este es un tema que hace mucho tiempo he querido publicar, pero muchas veces he dudado ya que creo que es un tanto polémico. Cada niño y niña es distinto, y por supuesto que la crianza también es muy diferente en cada casa. Es por ello que quiero ser claro al expresar que no soy experto en infancia. Sólo quiero dar mi experiencia de cosas que me han funcionado a la hora de decorar mi casa y las casas de clientes que tienen niños.

Alfombras con patrones saturados

Muchos aman el estilo nórdico, sin embargo los padres sabemos que una alfombra blanca no durará nada con un pequeño. Incluso algunos padres deciden no usar alfombras para evitar que se ensucien. Es por ello que lo más práctico es escoger una alfombra que tenga un patrón muy saturado o con manchas de colores. De esta manera si se ensucia con algo, no se notará. En mi casa tengo una alfombra belga antigua que encontré en Yapo.cl, y creanme que ha resistido todo. Y eso que mi hijo está en los “terribles 2 años” así que cada día la pone a prueba.

Escoger tapices resistentes

Hay ciertas telas que resisten mejor las manchas que otras. Una de nuestras favoritas es la felpa, que tiene un “pelaje” más largo que oculta la mayoría de las manchas. Yo lo probé en mi comedor donde tengo 2 sillas tapizadas, una con felpa y otra con una tela normal. La felpa sigue impecable, pero la otra tiene muchísimas manchas. De hecho estoy en pleno proceso de renovar mi comedor y las nuevas sillas que quiero utilizar también serán de felpa. Otra tela que también resiste muy bien es la sunbrella, que es especial para terrazas pero funciona perfecto en interiores con niños.

Felpa pueden conseguir facilmente en cualquier local de telas en independencia, o en cualquier parte de Chile, es bastante común su uso entre los tapiceros. Sunbrella encontramos en Le Cotonnier, pero su precio es bastante elevado, lo que aumentará bastante el costo de sus muebles si necesitan tapizar algo muy grande.

Definir un espacio limitado para los juguetes

No saben cuantas veces he escuchado “no, es que mi hijo no jugará en el living”, pero luego de que nacen la realidad es otra. Si bien uno puede definir áreas de juego, lo más probable es que los niños lleven los juguetes por toda la casa. En mi experiencia he visto que resulta muy práctico definir espacios para guardar juguetes, para que no terminen apilados en cualquier lugar. Así, cuando llega la hora de dormir uno puede pedirles que ordenen (con la ayuda de uno, obvio) y sabrán donde deben guardar sus juguetes. Por ejemplo, en la habitación de mi hijo tiene un mueble grande para guardar juguetes. Nosotros definimos que el límite de juguetes que puede tener es la cantidad que se puedan guardar.

organizador de juguetes en el living

Además de este espacio tenemos una pequeña caja de mimbre que se esconde bajo un sofá del living. Sólo lo que quepa dentro es el máximo de juguetes que puede tener en el living.

Evitar las puntas y vértices

Esto es esencial para evitar golpes. Especialmente cuando están aprendiendo a caminar. Bueno, también más adelante cuando se ponen más locos. Ya, en realidad siempre. Si tienen miedo de los golpes lo mejor es utilizar muebles con formas redondeadas, ya que disminuye los riesgos en caso de que se produzca un golpe.

Otra opción para evitar las puntas en la mesa de centro es utilizar una otomana de tela. Al ser acolchadas resisten todo, y si es de cuero mucho más fácil de limpiar. Luego basta con agregarle una bandeja encima para que funcione como mesa de centro.

Prefiere colores a prueba de niños

El blanco sigue siendo full tendencia en interiores, pero no es el color más práctico a la hora de mantener la limpieza. Con el blanco cualquier mancha se nota mucho, así que prefiere colores un poco más grisáceos para evitar las manchas. Además el gris se ve muy sofisticado en los muros.

Madera y metal para los accesorios

Una de las cosas más difíciles de escoger son accesorios a prueba de niños, y es porque hay pocas opciones en el mercado. Sin embargo, dentro de lo que he encontrado siempre tiendo a utilizar elementos de madera y metal. Y mis reglas para escogerlos son super simples: que no sea algo que se rompa fácilmente y que no se vayan a lastimar. Así que en ese sentido los accesorios de madera y metal resultan materiales super resistentes. De todas maneras lo importante es seleccionar objetos que no tengan puntas filosas que puedan cortar. Las velas también son buena opción para niños que ya han pasado la etapa de llevarse todo a la boca. Esto lo aprendí un día que vi a mi hijo comiéndose una vela, ahí me di cuenta que aún no estaba listo para velas.

Otra alternativa es utilizar juguetes para niños que sean suficientemente decorativos como para usarlos como accesorios. Hoy en día hay muchos juguetes que además de ser entretenidos resultan atractivos para el uso diario.

Alejar las cosas de su alcance

Tener niños no significa privarse de tener cosas bonitas y frágiles, sólo que hay que alejarlas de su alcance. En mi casa por ejemplo tengo dos libreros  a ambos costados de un sofá. Ahí guardo todos mis accesorios preciados, la mayoría recuerdos de viajes. Ahora para impedir que mi hijo llegue hasta ahí instalé un par de mesas en frente, así él no tiene posibilidad de llegar hasta ellas.

Creo que en esencia este punto se refiere a que se pueden tener cosas delicadas, basta con ubicarlas a una altura donde no las puedan tocar. Y no es necesario tener una chimenea, basta con ubicarlas sobre algún mueble alto donde no lleguen en puntillas.

¿Cómo lo han hecho ustedes?

Quienes son padres ¿cómo lo hacen para mantener su casa estilosa? ¿tienen algún otro consejo que incluir en el listado?

Insisto nuevamente en que este es sólo mi punto de vista según lo que la experiencia me ha enseñado. Pero cada uno conoce a sus hijos y sabe qué se puede hacer y que no. Nosotros con mi señora hemos optado por enseñarle a nuestro hijo a que hay cosas que son decoración y que no son para jugar. De hecho él tiene sólo 2 años, pero es muy cuidadoso con todo. Cuando quiere jugar en la mesa de centro toma cuidadosamente la bandeja que contiene los accesorios y la deja sobre un sofá.

Espero que este artículo le de una luz de esperanza a aquellos padres que creen que es imposible mantener su casa estilosa y a prueba de niños.



Volver

Fuente: http://www.elblogdeldecorador.cl